Cómo la inteligencia artificial influye en el trabajo y aspectos sociales

También conocida como inteligencia computacional, es el conocimiento exhibido por máquinas. En ciencias de la computación es muy importante, se considera una máquina inteligente ideal a un agente razonado maleable que percibe su ambiente y lleva a cabo ejercicios que maximicen sus probabilidades de éxito en algún objetivo o trabajo.

Coloquialmente, el término inteligencia artificial se emplea cuando una computadora imita las situaciones cognitivas que los humanos relacionan con otras mentes humanas, como por ejemplo: aprender o resolver problemas. A medida que los artefactos se tornan cada vez más competentes, tecnología que alguna vez se especuló que solicitaba de inteligencia se elimina de la definición. Por ejemplo, el reconocimiento óptico de caracteres ya no se observa como un ejemplo de la inteligencia artificial, se ha convertido en una tecnología frecuente. Adelantos tecnológicos todavía catalogados como inteligencia artificial son los sistemas capacitados para jugar ajedrez y manejar por sí solos algún tipo de automóvil o maquinaria.

Para Nils John Nilsson son cuatro las columnas básicas en las que se afirma la inteligencia artificial, primero la búsqueda del estado emplazado en el acumulado de los estados emanados por las acciones posibles, algoritmos genéticos semejantes al transcurso de evolución de las cadenas de ADN en un humano, redes neuronales falsificadas análogas al movimiento físico del cerebro de humanos y animales y el razonamiento a través de una lógica sensata equivalente al pensamiento abstracto humano. También existen distintos tipos de percepciones y acciones, que pueden ser obtenidas y producidas, respectivamente, por sensores físicos y sensores mecánicos en máquinas, pulsos eléctricos u ópticos en computadoras, tanto como por entradas y salidas de bits de un software y su entorno software.

Diferentes ejemplos se localizan en el área de planificación automática, control de sistemas, la habilidad de alegar a diagnósticos y a consultas de los compradores, reconocimiento de manuscrito, reconocimiento del lenguaje y de patrones corporales. Los sistemas de IA al presente son parte de la rutina en campos como ingeniería, economía, medicina y la milicia. Como vemos se ha usado en gran variedad de aplicaciones de software, juegos de estrategia, como ajedrez de computador y otros videojuegos de distintos niveles de dificultad. Stuart Russell y Peter Norvig diferencian estos tipos de la inteligencia artificial: Primeramente los sistemas que piensan como humanos, los que tratan de emular el pensamiento humano propio; por ejemplo las ya mencionadas redes neuronales artificiales.

La automatización de actividades que vinculamos con procesos de pensamiento humano como la toma de decisiones, aprendizaje y la resolución de problemas. En segundo lugar tenemos los sistemas que funcionan como humanos, los cuales intentan actuar como humanos, es decir, copian la conducta humana, como la robótica. La disertación de cómo lograr que los ordenadores realicen tareas que, por ahora, los humanos hacen mejor.

De tercero tenemos los sistemas que piensan razonablemente, con lógica, tratan de emular el pensamiento lógico razonado del ser humano, aquí se incluyen los sistemas expertos. Se considera como el estudio de los cálculos que hacen viable razonar, percibir y actuar. Finalmente nos llegan los sistemas que actúan racionalmente, tratan de rivalizar la forma procedente del comportamiento humano como los agentes inteligentes y está relacionado con diligencias inteligentes en aparatos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba